Ayuntamiento de Azuaga
Ayuntamiento de Azuaga
Ayuntamiento de Azuaga
Domingo 30 de Abril de 2017
Ayuntamiento
Localidad
Turismo
Actualidad
Rutas Naturales

La naturaleza, tan al alcance en nuestras áreas rurales, supone también un foco de distracción digno de ser aprovechado y conservado. Es por ello por lo que aquí exponemos algunos entornos, que gracias a su vistosidad y trazado, pueden convertirse en incentivo turístico para los que quieran regocijarse en la tranquilidad del medio natural, lejos de la dinámica urbana, el tráfico o el entorno laboral.

Sierra de Azuaga.

 

Sierra de Azuaga

Situada al Sur del término ofrece un fabuloso potencial tanto desde el punto de vista turístico como en lo que se refiere a otras actividades como es el caso de la caza.

Posee magníficos atractivos para el amante de la naturaleza como son sus paseos hasta los miradores, que nos permiten divisar la belleza paisajística de gran parte de la comarca. A ello se puede sumar la práctica de la pesca en el embalse del Sotillo o la observación de aves como el águila real, águila imperial o buitres. Pero tal vez el mayor atractivo sea el deleite que puede cautivar al visitante campestre que se acerque a conocer el ritual del celo en los ciervos.

Para su particular disfrute de fauna, flora y pesca se recomienda la época de primavera y otoño aunque su ruta turística aún no está señalizada.


Cordel de Guadalcanal.

Se inicia la ruta desde la carretera que va a Malcocinado, al sudeste de Azuaga, en la prolongación de la calle Carrera.

Siguiendo el sendero cruzaremos el arroyo de la Sánara y Jituero para pasear más adelante entre laderas de dehesa. En dirección Sur, ya en el río Sotillo, existe la posibilidad de divisar espectaculares vistas de Sierra Morena. El recorrido concluye al llegar al punto donde encontramos los límites de Andalucía.

Cordel de Guadalcanal

Ruta de Arroyo Peinado a La Cardenchosa.

 

Se trata éste de un paseo intenso y rico en patrimonio tanto natural como cultural, cercano al núcleo urbano de La Cardenchosa, un municipio testigo mudo del paso de los más antiguos pobladores de sus sierras.

Partiendo del arroyo Peinado, a dos kilómetros de La Cardenchosa y diez de Azuaga, seguiremos pequeñas veredas dibujadas en el medio físico, marcadas por el trasiego del ganado ovino.

En periodo primaveral, nos impregnará el colorido de adelfas floridas una vegetación que está condicionada por la abundancia de agua.

Hallaremos los restos de algún antiguo molino, chozas típicas de pastores con su redil, alrededores todos ellos vestidos con una orla arbustiva de la que sobresale el encinar.

Este espacio natural da cobijo a especies tan atractivas como el buitre leonado, milanos, ratoneros, águila imperial, pico picapinos o golondrina dáurica.

Chozos

Senderismo por el río Bembézar.

 

Río Bembézar

Para buscar este tramo de un río afluente del andaluz Guadalquivir tomamos la carretera EX-308, al sur de la villa de Azuaga cuyo término, de casi 500 Km2, está dividido entre la fértil campiña cerealista y Sierra Morena.

Dejando de un lado la carretera de La Cardenchosa y de otro la de Malcocinado, avanzamos al sur buscando la sierra para gozar de un interesante paseo. A trece kilómetros del municipio llegamos al río Bembézar, donde una vez más se puede apreciar el justo equilibrio entre las tierras preñadas de cereal y aquellas otras en que se mezcla conservación y explotación de recursos naturales: la dehesa. Este arroyo, ya en Córdoba, se convierte en manantial de vida salvaje, corazón del Parque Natural de Hornachuelos.

Paseando a lo largo de su margen, la vegetación de ribera salvaguarda una fauna que sin duda complementa la omnipresente en estos territorios: Pito real, currucas, rabilargos, palomas, conejos, liebres, perdices, colirrojos, tizón, martín pescador, cuervos, urracas, arrendajos, chorlitejos, andarrios, garzas reales, nutria, ratoneros, milanos, águilas reales, etc.

Todos los derechos reservados @ 2006 - 2014 Ayuntamiento de Azuaga